Mirarse al espejo cada día, es el mejor ejercicio que uno puede hacer para ver realmente como es. El espejo al igual que el algodón, nunca engaña.

El Gimnasio.

Lunes, 16 Julio 2012 07:18:35 GMT

Claro y Oscuro.

1-Luces y Sombras.

No es necesario extenderse demasiado, cuando hay algo que está absolutamente comprobado, y se sabe a ciencia cierta que es verdad. Para resumirlo, se podría de decir algo tan elemental, como que, las cosas buenas nos benefician y las malas nos perjudican. Unas y otras, no se puede controlar en su extensión, ya que las personas vivimos supeditadas a lo que nos depara el destino, lo que si es real, es que la actitud propia de cada individuo, lo predispone en un sentido o en otro.

En la existencia humana, hay muchos caminos por los cuales las personas pueden transitar, unos los hacen por decisión propia, que es lo ideal, y otros para su desgracia, no tienen la posibilidad de elegir (o no quieren hacerlo), y van por donde les mandan.

Sin embargo, al final todo se queda reducido a dos únicas direcciones, una que te lleva por el camino que conduce a la luz, y otra, que te arrastra hacia terrenos más sombríos, que irremediablemente conducen a la oscuridad .

Claro u Oscuro , esa es la elección, aunque no siempre el ser humano, tiene la capacidad y el acierto necesarios para tomar la decisión correcta, cuando tiene oportunidad real de hacerlo.

Luces: alegría, amabilidad, autoestima, adaptabilidad, autoconfianza, buen humor, creatividad, entusiasmo, ilusión, júbilo, motivación, optimismo, resiliencia, sentido del humor, superación …..

Sombras : ansiedad, aburrimiento, decepción, derrotismo, desmotivación, depresión, desconfianza, desilusión, estrés, frustración, hundimiento, ira, miedo, mal humor, odio, pesimismo, rabia, tristeza….

¿Y tú, qué camino eliges?

2-Sol y Nubes.

Dice el psicólogo y pedagogo Bernabé Tierno en su estupendo libro "Optimismo Vital", que existen dos clases de personas, por un lado aquellas que transmiten energía positiva y que él llama Personas Medicina y las que son todo lo contrario, a las que el autor se refiere como Personas Tóxicas .

La denominación nos parece perfecta para calificar a los individuos que se encuentran en un grupo o en el otro.

Hay personas que están continuamente al Sol, que cargan la pila de su existencia con positividad permanente, con energía constructiva, están siempre al lado de la luz y rebosan optimismo por todos los poros de su piel. Viven siempre en el HOY, y no se dejan atormentar por los descalabros que han tenido en un pasado que ya no existe. Tampoco se preocupan en exceso de un incierto futuro que todavía no ha llegado y saben disfrutar del momento con lo poco o mucho que cada nuevo día les trae.

Las personas Soleadas, son las que saben tomar las riendas de su vida, se construyen a sí mismas, es decir, son los auténticos arquitectos de su existencia. Como vulgarmente se dice, transmiten buen rollo . Son amigables y saben animar a su entorno cuando la situación lo requiere, procurando mejorar el bienestar de aquellos que les rodean. Saben transformar sus experiencias desfavorables en lecciones provechosas para que les sirvan de permanente aprendizaje, y de esa forma no tropezar dos veces con la misma piedra, aunque es bien cierto, que este es un objetivo complicado que no siempre se consigue alcanzar, pues de sobra es conocido que el ser humano se golpea muchas veces con el mismo obstáculo, quizás demasiadas, antes de darse cuenta y asumir sus errores y torpezas.

La gente que vive al Sol, siempre está dispuesta a sumar, animar, crear y crecer.

Del otro lado tenemos a las personas que viven siempre debajo de la Nube, en esa especie de semioscuridad permanente, que solo ven el color gris, y eso, en el mejor de los casos, pues hay gente que desarrolla su vida casi de forma continua, envuelta en una especia de manto cuyo principal protagonista es el negro, para su desgracia y la de quienes conviven con ellos.

Los Nubosos a diferencia de los Soleados, transmiten de forma permanente energía negativa. Viven anclados en el NO y su existencia es un estado de frecuente malestar ya que se sienten desgraciados, se quejan continuamente de todo y se desenvuelven en una situación que se caracteriza la mayoría de las veces por la angustia y la frustración.

Los que tienen a las Nubes por techo, son personas que probablemente han dejado de controlar sus vidas, ya que la han puesto en manos de otros, ya sea por falta de personalidad, de iniciativa o de capacidad, e incluso por ser excesivamente cómodos. Lo que si está claro, es que no ejercen de albañiles a la hora de ir poco a poco, día tras día colocando los ladrillos del edificio de su vida.

Si se vive envuelto en lo negativo es más fácil que las tendencias de tipo destructivo aparezcan y quienes han hecho de su vida un terreno abonado al signo menos, tienen todas las papeletas para desarrollar situaciones conflictivas con las demás personas, en especial con las más cercanas a ellos e incluso consigo mismos.

La vida del lado de la Nube, es un ejercicio continuo de quitar y no añadir nunca. Siempre de restar.

Los pensamientos se vuelven oscuros como la propia existencia de quienes viven así.

Y al final nos damos cuenta de que tanto los unos como los otros, ya sean los que viven al lado de la claridad cobijados por el acogedor calor del Sol, como los que se refugian bajo la tristeza de tener siempre las Nubes por sombrero, solamente se diferencian en una cosa, que es su forma de pensar.

"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado" (BUDA)

Resumen:

1-La balanza tiene dos lados, el positivo y el negativo, para cual de los dos se incline más, depende muchas veces de uno mismo y no tanto de las circunstancias.

2- Cuando hablamos de personas, las verdades absolutas no existen, y por eso hay también individuos que viven pasando continuamente de un lado a otro, unas veces están al Sol y otras debajo de las Nubes. Lo importante es que se den cuenta de que lugar les beneficia más, en que sitio son más felices y a partir de ahí sepan elegir con sabiduría, que en estos casos es una virtud fundamental para saber huir de lo que en verdad nos amarga la existencia y nos hace ser desgraciados.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Claro y Oscuro.
Comentarios: 1
Leído 65535 veces.



Lunes, 12 Diciembre 2011 19:10:02 GMT

Año Cero

Hoy es el primer día del primer año de la vida de cualquier ser humano. Los años vividos hasta la fecha (muchos o pocos), han muerto, y por lo tanto, deben de estar enterrados o incinerados sus restos y esparcidos a los cuatro vientos.

Si el pasado de unos ha sido positivo, lo mejor es rezar en señal de recuerdo y agradecimiento, y despedirse, si por el contrario, para otros, el recuerdo del ayer solo aporta negatividad, quizás, una opción válida sería escupir sobre su tumba o al aire, si es que ésta no existe y olvidarse para siempre de lo ocurrido.

Tanto en un caso como en otro, podemos recordar el dicho católico (desconozco si es igual en otras creencias religiosas) de que en paz descansen (R.I.P) y a partir de aquí iniciar el Año Cero y seguir adelante.

Fran Álvarez

Facebook Fran Álvarez



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Año Cero
Comentarios: 0
Leído 783 veces.



Jueves, 2 Junio 2011 06:45:30 GMT

Por pensar, no se cae el pelo.

Los pensamientos te permiten llegar a conclusiones, en las que puedes estar acertado o equivocado, a continuación expongo algunas de ellas, y aunque al final, el pelo se me ha caído, nada tiene que ver con el hecho de pensar.

1 - A veces se nos presentan en la vida, grandes problemas, que en ocasiones se convierten (o los convertimos) en obstáculos difíciles de superar. Son como grandes muros de hormigón que obstinadamente nos empeñamos en derribar, sin pararnos a pensar, que lo más fácil en vez de destruirlos, es rodearlos. La rocosa mezcla de cemento y áridos va a resultar demasiada dura, y por estrellarnos una y otra vez contra ella, no vamos a conseguir destrozarla nunca.

2- Mal asunto es esperar que el mal de unos suponga la felicidad de otros. Si por desgracia alguien tiene que utilizar una silla de ruedas para desplazarse, podrá sentirse más identificado con su entorno, si el resto de la gente con quien convive tiene la misma limitación, pero no por ello la persona en cuestión va a ser más feliz. Eso solo, lo logrará el día que pueda llegar caminar por sus propios medios.

3- Desde tiempos remotos el ser humano pretende sin cesar, escalar la montaña de la sabiduría, y lucha sin descanso por llegar a la cima, pero eso solo sucederá, cuando el hombre tenga respuestas para todas las preguntas que se pueda plantear dentro de su cabeza. Hasta que llegue ese momento, el verdadero sabio, es el que de forma permanente y con la curiosidad de un aprendiz, busca sin cesar, la solución para resolver todas las dudas que tiene.

4- Hay ocasiones en la vida que la fortuna cae de tu lado, y te encuentras cosas buenas, incluso excelentes, sin buscarlas. Por desgracia, esto no es lo habitual, y el que quiere encontrar algo que merezca la pena, tiene que buscar con insistencia, con fe y sin desanimarse nunca, pero siempre con lógica. No hay que caer en la paranoia, de aquel que deja su jardín como un auténtico queso gruyere, de tantos agujeros que le hace excavando de forma compulsiva, buscando un cofre lleno de monedas de oro, que nunca aparece, ni lo hará en el futuro (salvo que el jardín destrozado sea el del Pirata Barbarroja). Sigamos pues buscando, pero con los pies en el suelo.

5- El mal llamado hombre primitivo (o cavernícola, para entendernos mejor), ese que pintaba las paredes de las Cuevas de Altamira, era mucho menos bruto que algunos Gurús modernos del Siglo XXI, que manejan el mundo a su antojo con un cerebro de piedra (¡estos sí que son prehistóricos, y de que manera!).

6- Vivir enganchado de forma permanente a los buenos tiempos disfrutados en el pasado y compararlos con el presente, no resulta muy rentable, sobre todo si el momento actual, ya sea a nivel personal y/o profesional, aún siendo aceptablemente bueno, no es tan exitoso como el vivido en otras épocas.

7- El comportamiento autodestructivo te permite obtener rendimiento a corto plazo, tan solo hace falta alimentar bien la hoguera de la negatividad, que no falte nunca madera que a modo de combustible sirva para quemar la autoestima, la motivación y la auto-confianza, seguro que en breve, el éxito estará asegurado.

8- Es evidente que el ser humano tropieza una y otra vez contra la misma piedra. Cuantas veces dejamos que los pensamientos negativos se apoderen de nosotros y nos pasamos horas, días, incluso mucho más tiempo atormentándonos por situaciones que todavía no han sucedido. Sin embargo, nosotros con nuestra actitud equivocada, damos por hecho que sucederán, y cuando esto no es así, solo en ese momento, nos damos cuenta de que hemos sufrido sin motivo alguno. A pesar de eso, volverá a sucedernos lo mismo, al día siguiente, dentro de un mes o al año, y de nuevo seremos víctimas de un sufrimiento autoprovocado.

Fran Álvarez

Blog El Habitante de la Isla



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Por pensar, no se cae el pelo.
Comentarios: 2
Leído 3089 veces.



Miércoles, 11 Mayo 2011 15:54:06 GMT

Sol y Nubes.

Dice el psicólogo y pedagogo Bernabé Tierno en su estupendo libro "Optimismo Vital", que existen dos clases de personas, por un lado aquellas que transmiten energía positiva y que él llama Personas Medicina y las que son todo lo contrario, a las que el autor se refiere como Personas Tóxicas .

La denominación nos parece perfecta para calificar a los individuos que se encuentran en un grupo o en el otro.

Hay personas que están continuamente al Sol, que cargan la pila de su existencia con positividad permanente, con energía constructiva, están siempre al lado de la luz y rebosan optimismo por todos los poros de su piel. Viven siempre en el HOY, y no se dejan atormentar por los descalabros que han tenido en un pasado que ya no existe. Tampoco se preocupan en exceso de un incierto futuro que todavía no ha llegado y saben disfrutar del momento con lo poco o mucho que cada nuevo día les trae.

Las personas Soleadas, son las que saben tomar las riendas de su vida, se construyen a sí mismas, es decir, son los auténticos arquitectos de su existencia. Como vulgarmente se dice, transmiten buen rollo . Son amigables y saben animar a su entorno cuando la situación lo requiere, procurando mejorar el bienestar de aquellos que les rodean. Saben transformar sus experiencias desfavorables en lecciones provechosas para que les sirvan de permanente aprendizaje, y de esa forma no tropezar dos veces con la misma piedra, aunque es bien cierto, que este es un objetivo complicado que no siempre se consigue alcanzar, pues de sobra es conocido que el ser humano se golpea muchas veces con el mismo obstáculo, quizás demasiadas, antes de darse cuenta y asumir sus errores y torpezas.

La gente que vive al Sol, siempre está dispuesta a sumar, animar, crear y crecer.

Del otro lado tenemos a las personas que viven siempre debajo de la Nube, en esa especie de semioscuridad permanente, que solo ven el color gris, y eso, en el mejor de los casos, pues hay gente que desarrolla su vida casi de forma continua, envuelta en una especia de manto cuyo principal protagonista es el negro, para su desgracia y la de quienes conviven con ellos.

Los Nubosos a diferencia de los Soleados, transmiten de forma permanente energía negativa. Viven anclados en el NO y su existencia es un estado de frecuente malestar ya que se sienten desgraciados, se quejan continuamente de todo y se desenvuelven en una situación que se caracteriza la mayoría de las veces por la angustia y la frustración.

Los que tienen a las Nubes por techo, son personas que probablemente han dejado de controlar sus vidas, ya que la han puesto en manos de otros, ya sea por falta de personalidad, de iniciativa o de capacidad, e incluso por ser excesivamente cómodos. Lo que si está claro, es que no ejercen de albañiles a la hora de ir poco a poco, día tras día colocando los ladrillos del edificio de su vida.

Si se vive envuelto en lo negativo es más fácil que las tendencias de tipo destructivo aparezcan y quienes han hecho de su vida un terreno abonado al signo menos, tienen todas las papeletas para desarrollar situaciones conflictivas con las demás personas, en especial con las más cercanas a ellos e incluso consigo mismos.

La vida del lado de la Nube, es un ejercicio continuo de quitar y no añadir nunca. Siempre de restar.

Los pensamientos se vuelven oscuros como la propia existencia de quienes viven así.

Y al final nos damos cuenta de que tanto los unos como los otros, ya sean los que viven al lado de la claridad cobijados por el acogedor calor del Sol, como los que se refugian bajo la tristeza de tener siempre las Nubes por sombrero, solamente se diferencian en una cosa, que es su forma de pensar.

Nota.- Cuando hablamos de personas, las verdades absolutas no existen, y por eso hay también individuos que viven pasando continuamente de un lado a otro, unas veces están al Sol y otras debajo de las Nubes. Lo importante es que se den cuenta de que lugar les beneficia más, en que sitio son más felices y a partir de ahí sepan elegir con sabiduría, que en estos casos es una virtud fundamental para saber huir de lo que en verdad nos amarga la existencia y nos hace ser desgraciados.

Fran Álvarez

"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado" (BUDA)

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Sol y Nubes.
Comentarios: 0
Leído 975 veces.



Jueves, 21 Abril 2011 18:55:48 GMT

En construcción.

Muchas veces lo seres humanos afrontamos la vida de una forma pasiva, y estamos esperando con enorme y equivocada paciencia, que algo cambie para mejorar nuestra existencia, que se nos antoja muy poco atractiva.

En demasiadas ocasiones las personas se convierten en títeres de las circunstancias, y se dejan manejar de forma incomprensible por los hilos manipuladores de otros individuos, que se cuelan sigilosamente en sus vidas, ejerciendo una personalidad dominante y controladora, que se aprovecha de la debilidad propia de mentes fácilmente manipulables, caracterizadas sobre todo por una poca o nula fuerza de voluntad, y una muy baja autoestima.

El ser humano, ha de ser siempre dueño de sí mismo, y en base a esto, ha de construir de forma sólida y contundente su paso por este siempre misterioso y muchas veces incomprensible planeta llamado Tierra.

La tarea de construcción ha de ser permanente, y no se debe de delegar en otras personas para que lo hagan por uno .

Los objetos y los animales solamente pueden ser lo que son, sin embargo los humanos somos diferentes (desgraciadamente, y en comparación con los animales, muchas veces salimos peor parados, por las cosas tan absurdas y en ocasiones, crueles, que hacemos), podemos y debemos construirnos a nosotros mismos, y llevarlo a la práctica de la forma más positiva que nos sea posible.

Existen sin embargo, ciertas barreras con las que muchos tropiezan, y quizás, en demasiadas ocasiones, se convierten en montañas imposibles de escalar, aunque a este respecto, conviene decir, que muchas veces la imponente e inaccesible cima, intimida más cuando se piensa en ella, que cuando uno se calza las botas de escalada y comienza poco a poco, paso a paso a recortar distancias con el lejano objetivo.

En muchos momentos los tropiezos son fruto de las propias auto limitaciones, que las personas se empeñan en cargar a su espalda, incluso los más masoquistas, también se las cuelgan al cuello. El resultado, es que siempre que caminan, tienen que soportar esa pesada carga, como si tuvieran que llevar pegada a su cuerpo de forma permanente, una mochila repleta de piedras, y si esto no fuese suficiente, se cuelgan un lastre extra a modo de collar de hormigón.

No exageramos en lo que aquí exponemos, si tenemos en cuenta que los seres humanos, en algún momento de nuestras vidas nos movemos dominados por un convencimiento erróneo, de que no estamos capacitados para lograr determinadas metas que nos hemos propuesto, y nos vemos a nosotros mismos, como unos fracasados incapaces de alcanzar los objetivos que pretendemos conseguir. Por desgracia, son bastante las personas que tienen estos pensamientos negativos de forma permanente.

Si nos paramos a pensar detenidamente sobre nuestra forma de comportamiento, cosa que por otra parte, no hacemos casi nunca, ya que vivimos demasiado rápido y hay poco tiempo para pararse a reflexionar sobre nuestra propia existencia, nos daremos cuenta, que en demasiadas ocasiones las personas nos vemos l astradas por un concepto equivocado y absurdo que tenemos de nosotros mismos, de nuestra forma de ser, y que nos incapacita para crecer y avanzar en cualquier actividad que pretendamos llevar acabo.

Pensamos que somos de una determinada manera, y que no podemos cambiar por mucho que lo intentemos, ya que además, somos absolutamente conscientes, de que esa forma de ser nos perjudica. Pues bien, cualquiera puede cambiar para mejorar, pero, siempre que ese cambio sea una decisión fruto del propio convencimiento, pero nunca de la imposición de otras personas.

Cambiar por que otros te dicen que lo hagas, no es una opción para nada recomendable, sobre todo a partir de ciertas edades (no hablamos de niños y adolescentes, incluso jóvenes, que necesitan de forma permanente el consejo y orientación de padres y educadores).

Cada uno ha de tomar la decisión de modificar su comportamiento, cuando está completamente seguro de ello, ya que, ha llegado a la conclusión de que eso le va a beneficiar en su desarrollo personal.

Hay otras personas sin embargo, que abandonan su labor de construcción por que les resulta mucho más fácil acusar a otros de sus propios errores. Es muy cómodo eso de señalar siempre a los demás de los fallos cometidos, y crear una permanente actitud defensiva a modo de coraza, para de forma continua tener en todo momento una justificación y no reconocer las equivocaciones que uno comete a lo largo de su vida. Una frase que define muy bien esta circunstancia, es la expresión deportiva, que se refiere a eso de echar balones fuera.

También hay quienes, en una especie de invariable postura de brazos caídos, aluden continuamente, cual disco rayado, a la mala suerte, para justificar su apatía laboral en la edificación de su propia existencia.

Construir nuestra vida, no es tan sencillo. Levantar uno a uno los pisos del propio edificio, lleva su trabajo, y sobre todo hacerlo encima de una base sólida, que no se resquebraje ante el más pequeño golpe. Habrá días con frío y otros con sol, que van pasando y moviéndose alrededor de la estructura de nuestra obra, incluso algún que otro terremoto de mayor o menor intensidad, que agitará con determinada violencia las paredes de la casa, pero si la hemos construido correctamente, seguro que aguantará la sacudida, o al menos, las posibilidades de que el edificio se mantenga en pie, serán mayores, que otras construcciones hechas sobre suelos de arcilla y barro.

Viviremos multitud de circunstancias, unas veces desfavorables y otras que estarán de nuestro lado. Habrá tiempos de abundancia, y otros de estrechez, pero en todo momento el individuo debe de mantener bien sujetas, las riendas del caballo de su propia vida, y siempre pensando en positivo. Sumar, crecer y avanzar deben de ser las flechas que indiquen el camino a seguir.

(En esta vida es fácil morir, construir la vida es mucho más difícil . Vladimir Maiakovski)

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo



En: El Gimnasio.
Permaenlace: En construcción.
Comentarios: 0
Leído 1015 veces.



Domingo, 17 Abril 2011 19:28:15 GMT

Luces y Sombras.

No es necesario extenderse demasiado, cuando hay algo que está absolutamente comprobado, y se sabe a ciencia cierta que es verdad. Para resumirlo, se podría de decir algo tan elemental, como que, las cosas buenas nos benefician y las malas nos perjudican. Unas y otras, no se puede controlar en su extensión, ya que las personas vivimos supeditadas a lo que nos depara el destino, lo que si es real, es que la actitud propia de cada individuo, lo predispone en un sentido o en otro.

En la existencia humana, hay muchos caminos por los cuales las personas pueden transitar, unos los hacen por decisión propia, que es lo ideal, y otros para su desgracia, no tienen la posibilidad de elegir (o no quieren hacerlo), y van por donde les mandan.

Sin embargo, al final todo se queda reducido a dos únicas direcciones, una que te lleva por el camino que conduce a la luz, y otra, que te arrastra hacia terrenos más sombríos, que irremediablemente conducen a la oscuridad .

Claro u Oscuro , esa es la elección, aunque no siempre el ser humano, tiene la capacidad y el acierto necesarios para tomar la decisión correcta, cuando tiene oportunidad real de hacerlo.

Luces: alegría, amabilidad, autoestima, adaptabilidad, autoconfianza, buen humor, creatividad, entusiasmo, ilusión, júbilo, motivación, optimismo, resiliencia, sentido del humor, superación …..

Sombras : ansiedad, aburrimiento, decepción, derrotismo, desmotivación, depresión, desconfianza, desilusión, estrés, frustración, hundimiento, ira, miedo, mal humor, odio, pesimismo, rabia, tristeza….

¿Y tú, qué camino eliges?

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Luces y Sombras.
Comentarios: 0
Leído 841 veces.



Martes, 12 Abril 2011 19:23:13 GMT

Las buenas vibraciones.

¿A quién no le gusta estar alegre? y si la alegría se mantiene durante todo el día, mucho mejor.

Los psicólogos y otros especialistas que se preocupan de estudiar el comportamiento del ser humano, están totalmente de acuerdo en resaltar los enormes beneficios que las emociones positivas aportan a las personas en forma de eficaz terapia que eleva de manera considerable el grado de felicidad y potencia al máximo el optimismo.

Si hacemos referencia a la salud, son muchos los estudios que han demostrado su efecto preventivo ante las enfermedades de forma general, aportando un mayor grado de bienestar, produciendo unas bondades terapéuticas, que al final se traducen en el aumento considerable de las posibilidades de disfrutar de una vida mucho más saludable.

El pensamiento, también se ve reforzado cuando aparecen las emociones positivas, pues las imágenes que se ven en nuestro interior se caracterizan por el entusiasmo y las buenas vibraciones que experimenta una persona que trata de afrontar su existencia con una actitud optimista.

Igualmente el estado de ánimo, siempre está más predispuesto a momentos de buen rollo, por así decirlo, con la gente de nuestro entorno, y se manifiesta entre otros detalles, en que somos más afectuosos, estamos más tranquilos, y mentalmente nos encontramos también más motivados para afrontar nuevos proyectos y llevarlos a cabo de una forma entusiasta favoreciendo el desarrollo de nuestra imaginación y creatividad.

Por último, las personas que se apoyan de forma habitual en sus emociones positivas, tienen una mayor capacidad para superar las adversidades, ya que se hacen más resistentes a las circunstancias negativas que en un momento determinado, les puede tocar vivir, y esto es debido a que ser positivos, proporciona una mayor cantidad de recursos psicológicos que en forma de herramienta sanadora, se pueden utilizar en beneficio propio y también en el de otras personas cercanas e incluso ajenas.

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Las buenas vibraciones.
Comentarios: 0
Leído 723 veces.



Domingo, 10 Abril 2011 06:48:34 GMT

Ayer, hoy y mañana.

No cabe duda alguna, que lo único real que existe en la vida del ser humano, es el presente, el hoy, ayer ya pasó, y mañana no llegó . No obstante, siempre que nuestras emociones se canalicen de forman positiva, podemos echarle una mirada de reojo al pasado o dirigir la vista a lo lejos para ver lo que el futuro nos puede deparar, con un enfoque real, pero siempre bajo la bandera del optimismo, ya que lo uno en absoluto está reñido con lo otro, y si así los hacemos, estamos nutriendo a nuestro cerebro con una alimentación sana, y no con comida basura, que es la que la que empleamos cuando abrazamos al muñeco de la negatividad .

Si centramos nuestras emociones, por ejemplo, en el mundo de la actividad física y el deporte, por que somos practicantes habituales de ejercicio en sus diversas formas (como es el caso de quien escribe), podríamos establecer el pasado y el futuro con el siguiente enfoque positivo en cada caso.

A) Emociones de Ayer : Aquí podríamos referirnos a la satisfacción de haber conseguido un objetivo personal, como puede ser, haberse recuperado de lesión después de muchos meses de inactividad, a base de constancia y sacrificio, trabajando en un determinado programa de recuperación.

B) Emociones de Mañana: En este caso, el ejemplo a aplicar, puede ser el de ese corredor que afronta su primera carrera de Maratón, esos 42 kms y pico, que el deportista se ha propuesto recorrer, y para los cuales se ha de preparar afrontando el reto con gran optimismo y enorme autoconfianza.

Nos queda por último, lo que estamos viviendo en el momento, el aquí y ahora . La realidad de la vida diaria. Lo que existe.

C) Emociones de Hoy : Aquí el enfoque podemos hacerlo sobre un deportista aficionado que todos los días se entrena por su cuenta, ya sea, correr, nadar o patinar, por citar algunos ejemplos, y afronta es trabajo físico diario con un gran entusiasmo y con la satisfacción que le produce hacer deporte, aunque esto suponga siempre un gran esfuerzo y sacrificio.

En definitiva, el objetivo, es canalizar las emociones siempre de forma positiva, tanto las que estamos viviendo en el momento, que son las más importantes obviamente, como las que hemos vivido y las que pueden venir, si las esperamos con una buena predisposición anímica, y para todas nos apoyamos en conceptos como satisfacción, optimismo, autoconfianza, entusiasmo, y muchos otros similares que pertenecen a la familia del vivir siempre en positivo.

Fran Álvarez

Blog Fortaleza Mental. Siempre Positivo



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Ayer, hoy y mañana.
Comentarios: 0
Leído 748 veces.



Martes, 25 Enero 2011 07:29:47 GMT

El Arquitecto.

Arquitectura vital.

Construir una vida.

Construir TU VIDA.

Ladrillo a ladrillo.

Peldaño tras peldaño.

Con el cemento de tus errores.

Con la paleta de tus aciertos.

Un piso.

Otro piso.

El edificio crece.

Siempre ganando altura.

No hay techo.

Imponente.

El límite son las estrellas.

Construir.

¡Siempre construir!

¡Siempre crear!

Tu cabaña.

Tu refugio.

Tu escondite.

Tu casa.

Tu vida.

¡Siempre, construye tu vida!

Tú eres el Arquitecto.

El único Arquitecto.

Tú diseñas los planos.

Tú diriges la obra.

Tú ejecutas la acción.

¡Siempre TU!

¡No dejes que otros construyan por ti!

Tu vida es tuya,

Solo tuya.

Y de nadie más.

Piensa sin miedo.

Imagina en libertad.

Crea con decisión.

Dale forma a tu espacio.

Inventa tu paraíso.

Corre libre por tu campo.

Tú.

¡Siempre TU!

Edifica tu existencia.

Forjas tus cimientos.

¡ERES EL UNICO ARQUITECTO!

¡No cedas la propiedad de tus decisiones!

¡No admitas imposiciones de otros constructores!

¡No esperes a la eventualidad de la suerte!

La construcción de tu vida solo admite un único Arquitecto.

"Cada cual fabrica su destino, no tiene en ello parte alguna la fortuna"

(Miguel de Cervantes)

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: El Arquitecto.
Comentarios: 0
Leído 895 veces.



Viernes, 21 Enero 2011 07:41:38 GMT

No pasa nada.

No pasa nada por ser políticamente incorrecto.

Peor es, ser políticamente idiota.

No pasa nada por ser un permanente ingenuo soñador.

Peor es, ser un continuo e insaciable imbécil.

No pasa nada por querer viajar a las estrellas.

Peor es, hacerlo con rumbo a ninguna parte.

No pasa nada por mirar de frente.

Peor es, dejar que la cabeza cuelgue del cuello, continuamente inclinada hacia el suelo en señal de sumisión.

No pasa nada por soñar despierto y dejar volar la imaginación a su libre albedrío.

Peor es, refugiarse en el espacio asfixiante de los propios fracasos y limitaciones.

No pasa nada por hablar, e incluso discutir con uno mismo.

Peor es, desconocer por completo a tu otro yo.

No pasa nada por no esconder tus pensamientos detrás de palabras falsas y huecas, disfrazadas con la careta de la hipocresía.

Peor es, decir siempre "amén" a todo, cuando en realidad estás pensando lo contrario.

No pasa nada por ir en la dirección contraria de la que se supone que debe ser la correcta.

Peor es, seguir de forma mecánica y absurda el camino de los borregos.

No pasa nada por pasear descalzo por la playa y que las olas te sorprendan mojando tus pies.

Peor es, ir siempre calzado con unos opresivos zapatos que nunca te atreves a quitar por mucho que te aprieten.

No pasa nada por no ser perfecto.

Peor es (mucho peor), pretender serlo.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: No pasa nada.
Comentarios: 0
Leído 808 veces.



Sábado, 15 Enero 2011 19:15:19 GMT

Decisión.

Corta de una vez por todas las cuerdas que te atan a tus miedos.

Atrévete a cruzar la frontera del mundo donde ya no existen tus complejos.

Escapa de la cárcel de tus fracasos.

Rebélate contra el decreto de aquellos que quieren imponerte sus ideas.

Rompe las cadenas que arrastran el peso de tu pasado.

Huye de aquellos que tienen el pesimismo por bandera.

Y no te fíes nunca de los que quieren venderte una parcela en el paraíso.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Decisión.
Comentarios: 0
Leído 868 veces.



Viernes, 24 Diciembre 2010 15:23:38 GMT

Optimizate.

Tengo frío, me río.

Tengo calor, busco frescor.

Estoy cansado.

Voy a la piscina, y nado.

Me duele la cabeza.

Me tomo un Zumo de Cereza.

No tengo dinero.

¡Tranquilo, es pasajero!

Se me cae el pelo.

Hago como con el mal olor, no lo huelo.

Estoy desempleado.

Peor es estar explotado.

El que no se consuela es por que no quiere.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Optimizate.
Comentarios: 0
Leído 685 veces.



Jueves, 25 Noviembre 2010 06:22:00 GMT

Ken Follet y lo que deprime al personal.

El famoso escritor de obras de gran éxito mundial Ken Follet ("Los pilares de la tierra", entre otras), decía en una entrevista que, la gente que consigue todo lo que se propone, se deprime .

Tomando esto con un poco de sentido del humor, a mí particularmente, me gustaría conseguir todo lo que me propongo a cambio de un poquito, no mucho, de depresión.

También, siguiendo en la misma línea, me preguntaría, ¿qué hace entonces la gente que no consigue absolutamente nada de lo que se propone?, ¿quemarse a lo bonzo?, ¿subirse a la azotea y tirarse en paracaídas sin abrirlo?, ¿pegarse un tiro?

Posiblemente sea verdad eso que dicen que el dinero no da la felicidad, la verdad es que, yo como nunca lo he tenido, al menos en la cantidad suficiente, no puedo decir que esto sea cierto o que simplemente es un bulo de los tantos que circulan por el planeta Tierra.

Quizás aquellas personas que el único sentido que le dan a su vida es ganar dinero, cuanto más mejor, y amasar auténticas fortunas, probablemente no consigan con esto llegar nunca a ser felices, a pesar de que a nivel material, el dinero les haya permitido lograr todo lo que deseaban.

Puede que Ken Follet lo que quería decir, es que cuanto más éxito tienes en la vida, y todo te viene a pedir de boca, menos cosas te quedan por conseguir, menos motivación tienes para afrontar nuevos proyectos y quizás eso suponga en un momento dado una especie de frustración que lleve al triunfador a deprimirse.

Personalmente, creo que conseguir las metas que uno tiene en la vida no sólo no me deprimiría, sino más bien todo lo contrario, elevaría mi estado de ánimo a un grado de satisfacción importante y me haría sentirme bien, contento y pletórico, pero eso sí, una vez conseguido el objetivo, pequeño o grande, no me quedaría ahí, buscaría nuevos retos, por que los triunfos en cualquier terreno que uno se desenvuelva, son algo efímero. Es como la comida, por mucho que hayas metido en el estómago, una vez que pase un determinado número de horas, vuelves a tener apetito, necesitas nuevo alimento, de lo contrario, ¿te imaginas que después de darte un estupendo banquete con los mejores manjares no volvieras a tener hambre nunca más? pero eso sí, casi con toda seguridad comerás cosas diferentes a las que habías ingerido unas horas atrás, ya que sería muy aburrido y poco estimulante estar todos los días comiendo siempre lo mismo.

El éxito y la comida tienen pues, su punto en común. Si triunfas de forma reiterada, tienes que buscar nuevos objetivos que te estimulen y te mantengan ilusionado. Por el mismo motivo, sigues manteniendo tus ganas de comer que te permiten continuar disfrutando de un buen entrecot a la plancha, degustar un sabrosa merluza del cantábrico o relamerte con una deliciosa tarta de chocolate.

Los logros en la vida, son pues, como los platos de una buena mesa, los saboreas y los disfrutas, sin que eso sea motivo para que el resto de tu vida mantengas castigado a tu pobre estómago a dieta de pan y agua . Hay que buscar nuevos alicientes en tu actividad diaria para conseguir otras metas, mayores o menores, pero que de un modo u otro sigan manteniendo tu ilusión por superar nuevos desafíos, y ya que hablamos de alimentación, manteniendo siempre tu apetito por afrontar retos cada vez mayores y tu sed de triunfo inquebrantable, aunque al final lo más estimulante y a la vez complicado, siempre es vencerse a uno mismo, en caso contrario habrá que darle la razón a Ken Follet.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Ken Follet y lo que deprime al personal.
Comentarios: 0
Leído 1745 veces.



Miércoles, 17 Noviembre 2010 15:50:05 GMT

Fortaleciendo la mente con energía positiva.

Hay que tener en cuenta que para nuestra salud física y mental es muy importante pensar siempre o al menos intentarlo con todas nuestras fuerzas, en positivo. Cuando lo hacemos estamos favoreciendo no solo llevarnos bien con nosotros mismos, lo cual, es de suma importancia para nuestro equilibrio mental, también se mejora la relación con las demás personas que forman parte de nuestro entorno, y estamos logrando que nuestra vida sea mucho más fácil de llevar y en definitiva más placentera.

Pensar en positivo hace que uno se sienta mejor y eso es indudable que repercute en nuestra salud en el aspecto más beneficioso posible, tanto a nivel físico, como psíquico y espiritual. Resulta evidente que la negatividad no aporta beneficio alguno, al contrario, incide de forma dañina en nuestro organismo. Algunos estudios han llegado a la conclusión que cuando se tienen pensamientos negativos el sistema inmunitario del ser humano se debilita y se hace más propenso a las enfermedades. Por eso hay que hacer todo lo contrario, es decir tener pensamientos positivos que van a dar un soplo de aire fresco a tu existencia, más energía en tu vida diaria, van a evitar que el pesimismo aparezca con frecuencia, van a aumentar tus momentos de alegría, facilitaran tu convivencia con el resto de los mortales y muchas veces eliminarán esos estados de irritabilidad o enfado que tantas veces se asocian al quehacer diario de la vida de las personas.

Ser positivo es pensar en positivo. Tener pensamientos que nos favorezcan, que nos hagan estar más contentos y satisfechos el mayor tiempo posible y eliminar aquellos que nos hacen daño, ese es el objetivo y depende solamente de uno mismo. Para muchos puede ser una tarea difícil, pero hay que intentarlo (nada bueno es gratuito) y en todo caso aprender de todas aquellas personas que han cambiado el chip y viven su vida en positivo, con pensamientos que favorecen su estado de ánimo y que les hacen vivir una existencia como mínimo mucho más agradable, plena y satisfactoria.

Que duda cabe, que la expresión tan conocida de ver la botella medio llena o medio vacía, refleja claramente esa línea divisoria existente entre lo positivo y lo negativo. Muchas personas no la cruzan nunca. Los que están en el lado del "más" siempre tendrán una vida mejor que los que se encuentran en el terreno del "menos".

La "Ley de la Atracción" viene más o menos a decir, que el ser humano es como un imán, que atrae tanto lo bueno, como lo malo, atraigamos pues lo positivo pensando siempre en ello, y será lo que recibamos.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Fortaleciendo la mente con energía positiva.
Comentarios: 2
Leído 1635 veces.



Martes, 16 Noviembre 2010 11:11:08 GMT

Vivir el presente.

El verdadero saber consiste en no recurrir a pensamientos que nos causen debilidad en nuestro estado de ánimo.

El pasado ya no existe y mucho menos cuando sólo nos aporta recuerdos negativos.

¿Qué objetivo que no sea algo malsano, tiene acordarse de las desgracias del ayer?

Si tu pareja te dejó, por mucho que te acuerdes de ella, eso no va a hacer que vuelva, así que,

¡Olvídala!

Hay que vivir siempre el presente, o al menos intentarlo, ya que es sólo lo que existe de verdad.

No hay que torturarse día sí y día también, con esas cosas negativas que continuamente las personas atraemos como un imán a nuestro cerebro y que tanto daño nos hacen.

Hay que olvidar las lágrimas del lunes, si no quieres seguir llorando el martes.

Lo que nos duele, por hechos del pasado, hay que tratar de borrarlo de la mente para que la insatisfacción, el desasosiego y la frustración no hagan su corrosivo trabajo de desgaste en nuestro interior y vayan destruyendo poco a poco nuestro estado de ánimo.

¡Vive hoy, ayer no existe, mañana todavía no llegó!

El presente es lo que cuenta, es la única realidad de la vida.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Vivir el presente.
Comentarios: 0
Leído 819 veces.



Miércoles, 10 Noviembre 2010 17:09:28 GMT

Me río.

No ando, corro.

No me paro. Sigo el camino.

Siento, respiro, vivo.

Ahora calor y aparece el dolor.

Pienso y me río.

Mismo camino.

Paso más corto.

Corro, pequeño salto y me río.

Me duele, sigo vivo.

Llueve, viento, vuelve el frío.

Sudor, dolor, vuelve el calor.

No me fío.

Quizás retorne el frío.

Otro día más y corro.

Correr y correr.

¡Gracias!.

¡Me siento vivo!

Y sigo.

Paso largo, mismo camino.

Me duele, pero me río…….

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Me río.
Comentarios: 0
Leído 852 veces.



Martes, 9 Noviembre 2010 13:01:01 GMT

La Maleta.

Abre esa maleta grande que guardas en secreto, desde hace tanto tiempo en un rincón de tu desván, en ese sitio camuflado que tan sólo tu conoces, y comienza a meter en ella todas esas cosas insanas que te acompañan día tras día y que cada vez te resultan más y más pesadas, esos inseparables dardos que continua y machaconamente se clavan en tu cuerpo y no te dejan vivir, esas barreras invisibles que como pegajosas lapas te impiden avanzar como si una gigantesca mano te agarrara con una fuerza descomunal, para evitar cualquier movimiento.

No lo dudes, ahora es el momento de utilizar esa maleta olvidada, y meter en ella todas esas cosas que te están amargando la vida. Es hora ya, de que alejes definitivamente de tu existencia ese lastre que te mantiene continuamente acorralado, que te oprime, que como una esponja absorbe el oxígeno de tu espacio vital y que acabará por asfixiarte si no lo eliminas de forma drástica.

Ahora, que por fin te has decidido a abrir esa maleta, que hasta el momento era un trasto inútil, aprovecha y saca definitivamente del armario esa colección de desastres que has ido acumulando a lo largo de tu existencia, tan afanosa y concienzudamente. Además, sabes de sobra que sólo son de tu exclusiva propiedad, nadie tiene la culpa, de que con esmero los hayas hecho tuyos año tras año, gracias entre otras cosas a tu torpeza y falta de acierto, no hay duda alguna, que has ganado méritos más que suficientes para ello.

Tus errores, tus desengaños, tus fracasos, en fin, todo eso que te debilita y que con la experiencia de la vida has de ir poco a poco evitando, para que te salve la sabiduría del que con el paso del tiempo, ha ido aprendiendo de sus errores.

Quizás nunca llegues a ser sabio, ó quizás lo consigas cuando ya sea tarde y te quede poco tiempo, pero al menos, que los años te sirvan como mínimo para alejarte de esa pertinaz ignorancia que muchos arrastran desde el día que nacen, y ahí sigue imperturbable, cuando dan su último aliento.

Y cuando tengas bien llena la maleta, cierrala rápidamente, ponle un candado y tira la llave, a un sitio donde nunca puedas volver a recuperarla, para que no tengas la tentación masoquista, de intentar profanar la tumba en la que has enterrado para siempre tu negatividad, ese dolor, que en forma de perdigones te ha dejado el alma como un colador. No cometas el error, de volver a buscar la forma de abrirla y continuar lesionándote a ti mismo con todo eso que guardaste, y que has alejado como remedio curativo en forma de terapia espiritual.

Y por supuesto, tampoco te quedes con la maleta, por que muchas veces, aunque se haya tirado la llave, siempre los seres humanos, con manifiesta torpeza y falta de inteligencia, tenemos tendencia a volver a tropezar de nuevo con la misma piedra, una y otra vez y nos las ingeniamos astutamente para auto flagelarnos, y al final buscamos el modo de volver a abrir de nuevo la maleta, así que, mejor hacer desaparecer ese bulto horrible, para siempre, hay que destruirla, quemarla, tirarla al pozo más profundo que encuentres o meterla en un tren que vaya al fin del mundo en un viaje solo de ida, pero de una u otra forma aléjate para siempre de ese trasto malvado, si no quieres que su contenido vuelva a presentarse ante ti, en forma de fantasmagórica presencia que te acompañe eternamente.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: La Maleta.
Comentarios: 3
Leído 919 veces.



Domingo, 7 Noviembre 2010 13:26:57 GMT

El camino del invencible.

No hay que ser el más alto, ni el más grande, ni tampoco el más fuerte. Ni tan siquiera el más guapo. No hay que ser mejor que nadie. No hay que estar continuamente realizando demostraciones para que los demás vean lo que uno vale, ya que eso no sirve absolutamente para nada pues resulta un esfuerzo totalmente estéril, sobre todo cuando los ojos del prójimo tienen una ceguera voluntariamente adquirida.

Lo verdaderamente positivo y a la vez difícil es vencerse a uno mismo y cuando el ser humano lo consigue, puede tener la seguridad de que se haya en el camino correcto.

Fran Álvarez.

El que se conquista a sí mismo es invencible (Lao Tse).



En: El Gimnasio.
Permaenlace: El camino del invencible.
Comentarios: 0
Leído 907 veces.



Sábado, 6 Noviembre 2010 08:14:10 GMT

Ejercicio Mental.

Igual que cuando realizamos una actividad física para mantener nuestros músculos en forma, también hemos ejercitar nuestra mente dando rienda suelta a la creatividad y a la imaginación. Simplemente se trata de eso, no se intenta profundizar demasiado en las cosas, aunque en ocasiones podamos hacerlo, ni buscarles un sentido. Algunas puede que lo tengan y otras no. Tampoco se intenta establecer debates ni discusiones. Cada cual puede pensar y decir lo que le venga en gana, eso es lo que aquí hacemos en un libre ejercicio de libertad de expresión, y eso ya es algo importante, sobre todo teniendo en cuenta que en muchas partes de este planeta en el que vivimos hay personas amordazadas de que no pueden decir lo que piensan bajo pena de acabar entre rejas, torturadas o lo que es peor, tiradas en una cuneta con un tiro en la nuca.

Así pues, seguiremos ejercitando nuestro músculo cerebral para que no se atrofie con la tranquilidad de saber que por mucho que pensemos y por muchas vueltas que le demos a la cabeza, no vamos a gastar lo que tenemos dentro. Y esto es una verdadera lastima que muchas personas no lo sepan, ya que se llevan a la tumba su cerebro intacto de no usarlo nunca. Hay grandes ejemplos de ello a lo largo de la historia de la humanidad.

Fran Álvarez.



En: El Gimnasio.
Permaenlace: Ejercicio Mental.
Comentarios: 0
Leído 790 veces.



Página 1 de 1. Total : 19 Artículos.

Fran Alvarez

franalvarez
España

Editor virtual de contenidos en Internet.Articulista y Escritor Blogs y Webs.Colaborador Medios Comunicación...

Mi perfil Completo

Mis Enlaces

Archivo

«Diciembre 2017  
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


"Dentro de tí mismo, puedes encontrar a tu peor enemigo o a tu mejor amigo".(Proverbio Inglés).