Mirarse al espejo cada día, es el mejor ejercicio que uno puede hacer para ver realmente como es. El espejo al igual que el algodón, nunca engaña.

El Inquilino.

Sábado, 15 Octubre 2011 17:36:58 GMT

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Puede que muchas veces no encontremos respuestas a una gran cantidad de dudas que tenemos.

Sirvan de ejemplo, las diez que se plantean a continuación:

1- ¿Es la conciencia un mecanismo de salvación?

2- ¿Busco respuestas en los demás que no encuentro en mi mismo?

3- ¿Yo y mi otro yo, somos una pareja bien avenida o no nos soportamos?

4- ¿Solo lo que veo es lo que puedo definir como la realidad ?

5- ¿Me dejo llevar más por el sonido de las palabras, que por su significado?

6- ¿Cómo es posible solucionar un problema, cuando yo mismo soy el problema?

7- ¿Quiero siempre lo que tienen los demás o tan solo me interesa lo que realmente me puede hacer feliz?

8- ¿Y si mi mente tiene tantas capas como una cebolla y debo de profundizar en ella con mucha más insistencia para encontrar algunas respuestas que se me resisten?

9- ¿Puede el pensamiento llegar a convertirse en una enfermedad permanente, cuando dejo que el hecho de pensar de forma negativa se apodere de mí?

10-¿Podría llegar en algún momento a desenchufar la mente como se hace con cualquier tipo de electrodoméstico y pensar tan solo cuando de verdad me apetezca hacerlo?

Fran Álvarez

Blog El Explorador del Laberinto



En: El Inquilino.
Permaenlace: ¿Te lo has preguntado alguna vez?
Comentarios: 2
Leído 1210 veces.



Miércoles, 4 Mayo 2011 19:22:28 GMT

Querido Nene (Para el hijo que no tengo).

(Y si lo tengo, a mí nadie me avisó).

Me voy a referir a tí en masculino, es decir, como si fueras un chico, aunque si hubieras nacido niña, estaría igualmente contento con tu existencia.

Esto es lo que te quiero decir, espero que te sirva de utilidad a lo largo de tu vida.

A) El Nene-Nene:

1- Acabas de nacer, y durante todo el día solo sabes cagar, comer y llorar (por este orden).

¿Sería mucho pedir, que al menos por la noche, te relajaras un poquito y nos dejaras dormir tranquilos a tu madre y a mí?

2- Aprovecha ya en la guardería, para empezar a relacionarte con las chicas. Necesitarás el resto de tu vida para entenderlas.

3- No seas tan egoísta y tan caprichoso. ¿Para qué quieres tantos juguetes?

Recuerda que para hacerle sitio en tu habitación al último osito de peluche que te regalamos, tuvimos que ponerte a dormir en la bañera.

4- Ya sé que no juegas con la hija del vecino por que le huele la boca a regaliz ¡tranquilo!, peor será cuando descubras que tu primera novia tiene halitosis.

5- Si mamá está en la habitación con papá y la oyes gritar, no te preocupes, no le duele nada.

6- Hijo, aunque de comer, en casa te damos gloria bendita, cuando vas al baño las bendiciones alimenticias sufren una inconfundible y olorosa transformación, así que cuando vayas al W.C. procura cerrar la puerta, no te preocupes, si se atasca, ya llamaremos a los bomberos.

7- Cuando juegues al escondite con tus amiguitos, ni se te ocurra meterte en el armario, así nunca tendrás que salir de él.

B) El Nene-Adolescente:

8- Recuerda que nadie es mejor que tú por su dinero, los ricos dejan el mismo olor en el baño que los pobres.

9- Procura ser siempre una persona creativa, pero si la imaginación solo te da para crear porquerías, es mejor que dejes siempre la mente en blanco y te dediques a la meditación.

10- Nunca te voy a decir que copies en un examen, pero si lo haces, procura que no se entere nadie.

11- Aunque todavía eres menor de edad, no te pongo horario de llegada a casa un sábado por la noche, pero, ¡Dios te libre de llegar tarde!

12- Si sales y bebes alcohol, hazlo con moderación. ¿Qué significa ser moderado?

Muy fácil, cuando llegues a casa, acuéstate en tu cama y no en la de la abuela.

13- No te olvides que es muy importante hacer deporte. El que más te guste, hay muchos donde escoger, y si compites, no pasa nada si pierdes, pero el deseo de ganar, procura mantenerlo siempre. Del segundo, no se acuerda nadie.

14- No te fíes nunca de los que siempre muestran una eterna sonrisa (sospechosa), salvo que sea un actor en un anuncio de pasta de dientes.

15- Vivir, es un difícil trabajo a jornada completa, no permitas que nadie te complique la vida, ya tendrás tiempo para complicarte tu solito.

16- Procura ser siempre un tío agradable y simpático, pero no te conviertas en un payaso por querer hacer gracia, eso, mejor dejarlo para los profesionales del circo.

17- Cuando tengas algo importante que decir, no te quedes nunca callado, pero lo que vas a hablar es una tontería, mejor no abrir la boca y quedarse disfrutando del placer del silencio (el tuyo).

C) El Nene-Joven:

18- Si le tiras los tejos a una chica, y ella pasa de ti, no te preocupes, eso no es un fracaso, simplemente es el resultado de tu atrevimiento, pero, si vuelves a repetir con la misma, procura que la próxima vez te haga caso, aunque si la primera vez te miró con cara de asco, mejor que no vuelvas a insistir.

19- Ligar es muy fácil, solo tienes que tener un poco de cara (dura), y sí no la tienes, con que seas guapo, alto, rico o famoso, no tendrás problemas.

20- Ya que hablamos de chicas, no te dejes impresionar nunca por una de esas despampanantes y macizas que conocemos como la clásica tía buena, para tu tranquilidad te diré que también se tiran pedos.

21- No te comas mucho el coco con tu primera cita, ella también estará nerviosa, salvo que hayas quedado con una cuarentona o sea una chica ligerita de cascos .

22- Si tu mejor amigo se enfada con su novia, que también es tu amiga, ni se te ocurre intentar meterte en el medio para arreglarlo, al final si lo dejan, te echarán a ti la culpa, y te quedarás sin la amistad de ambos.

23- Si tienes un amigo gay, no lo escondas ante tus amistades presuntamente normales (aunque probablemente siempre habrá alguno que de normal tenga poco), ya que, puede que tú seas tonto, y él, no haga lo mismo con las suyas.

24- Tienes la suerte de que ya no hay que hacer la Mili (Servicio Militar Obligatorio). Cagar en cuclillas y sufrir el olor de las letrinas del cuartel puede ser una experiencia excesivamente traumática para una personalidad tan sensible como la tuya.

25- ¡Hijo, por fin tienes tu Licenciatura ¡(¡menos mal, ya era hora después de diez años!).

Después de tanto tiempo de estudio por tu parte, y de tanto dinero por la mía. Ahora disfruta del título, y que no se te olvide apuntarte al paro.

D) El Nene-¡Se nos casa!

26- ¿Te impresionaría meterte en una piscina llena de tiburones?

Te lo digo por que hay quienes han vivido esa sensación el día que fueron a casa de su novia a conocer a los padres de ella . Más que nada, que lo tengas en cuenta, para que vayas preparado.

27- Recuerda siempre, que te casas con tu mujer, así que, no te preocupes en absoluto si tu cuñado es un tonto del culo o tu suegra un sargento de marines.

28- No hace falta que trabajes de basurero, para estar en permanente contacto con la mierda, eso lo descubrirás cuando tengas tu primer niño (¡mi nietecito, bendita criatura! ).

29- ¿Qué te casas para toda la vida?, bueno, eso es lo que dicen, pero si te equivocas y te separas, habrá sido un error momentáneo (año arriba, año abajo), pero si sigues con la farsa, por aquello del ¿qué dirán? te equivocarás por segunda vez y en esta ocasión el error será permanente. Y sí aciertas a la primera, pues estupendo, a ser felices y comer perdices .

Bueno Hijo mío, esto es todo lo que tenía que decirte, espero que te sea de utilidad. Te deseo una larga vida, que seas muy feliz y recuerda este lema: Vive, deja vivir y que te dejen vivir a ti también, aunque con la cantidad de pelmazos, listillos y prepotentes que andan por ahí sueltos, lo vas a tener un poco complicado.

Te quiere, Papi.

Fran Álvarez

Adán, Eva y la Serpiente



En: El Inquilino.
Permaenlace: Querido Nene (Para el hijo que no tengo).
Comentarios: 3
Leído 1370 veces.



Viernes, 8 Abril 2011 14:19:55 GMT

Yo también quiero ser ex-presidente.

En el desastroso cuando menos, mundo de la política española, ya nada o casi nada, nos puede causar sorpresa a los sufridos y pacientes ciudadanos de este país. Por eso, cuando llega a nuestro conocimiento lo que cobran los anteriores presidentes del gobierno de la nación, no podemos evitar, que se nos aceleren las pulsaciones, y que en el peor de los casos, aumenten nuestras posibilidades de que nos entre una taquicardia, debido a la indignación que nos produce ver como se desperdicia alegremente el dinero de las arcas publicas, que no es ni más ni menos, que la pasta de todos los españoles.

Que los señores González y Aznar cobren del estado ochenta mil euros al año, cantidad que además tiene carácter vitalicio, en base al cargo que han desempeñado ejerciendo la presidencia del gobierno de España, cuando ambos perciben grandes ingresos de las empresas privadas en las que actualmente prestan, de una u otra forma sus servicios, es como mínimo, algo que sonroja, incluso al más tonto de los mortales, y más aún, en un país que puede batir un record histórico, pues nos acercamos peligrosamente a los cinco millones de parados, por más que insistan los interesados en desviar la atención sobre el tema, cuando dicen que las estadísticas exageran, que las cifras están infladas, y que el número de personas sin trabajo es bastante menor.

Siguiendo con nuestros Ex, se entiende que estas pensiones de lujo, pueden ser percibidas, y es una de las justificaciones que esgrimen quienes están a favor, en base a las enormes responsabilidades desempeñadas y los grandes servicios prestados a la patria (aunque en esto, habría que matizar bastante, sobre todo analizando determinados acontecimientos con profundidad, detenimiento y rigurosidad, y puede que alguno o algunos no saldrían muy bien retratados en la foto de la historia ), y que no desempeñan otra actividad laboral remunerada, pero que el propio estado, haga más ricos, de lo que ya lo son, a Felipin y a José Mari, es inaceptable, y utilizamos un calificativo bastante suave.

No se pueden tener dos sueldos, cuando uno de ellos proviene del tesoro público, y en el momento que los dos personajes mencionados, se dedican a trabajar o a colaborar con la empresa privada (la valoración ética que nos merece este hecho, lo dejamos para otra ocasión), deberían de dejar de percibir automáticamente, el dinero que proviene de las arcas del estado.

Habría que preguntarles a todos los que desfilan diariamente por las colas del paro, que es lo que piensan al respecto, seguro que la respuesta de la mayoría sería contundente, y el sentimiento, tan parecido como cuando a alguien le dan una patada, en ese sitio del cuerpo que tanto duele.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Yo también quiero ser ex-presidente.
Comentarios: 0
Leído 653 veces.



Lunes, 7 Febrero 2011 07:30:11 GMT

Lo que eres.

Hoy en día, es muy habitual encontrase con esa clase de personas, que de forma constante y cansina a veces, te dicen como tienes que ser, sin respetar para nada, como eres en realidad.

Existen individuos, por desgracia para aquellos que tengan que sufrirlos, que siempre tienen el deberías en sus labios, para a continuación añadirle, ir, volver, hacer, pensar, etc.

Resulta curioso comprobar los comportamientos de determinados individuos, con los que habitualmente hemos de convivir en esta moderna sociedad del sigo XXI, que siempre están más pendientes de los fallos de los demás, y sin embargo permanecen completamente ajenos a los suyos propios. Digamos, para definirlos de alguna manera, que son los sordos en el concierto de los errores, pues son incapaces de oír su propia melodía, en lo que a equivocaciones se refiere.

Si alguien tiene la mala suerte de tropezarse con ellos, el mejor consejo, que desde aquí podemos ofrecer, es utilizar al igual que ellos, el deberías, para añadir después ir a hacer puñetas, si bien ésta, es la versión más educada, también las hay mucho más rotundas según las necesidades de cada caso, aunque las obviaremos en este escrito para no romper la armonía del mismo con expresiones malsonantes, que sin duda alguna, ciertas personas se merecen escuchar, y de la forma más contundente posible.

Lo que uno es, depende de uno mismo, y si debe o no de cambiar, es también uno mismo el que toma la decisión, no los demás.

Si una persona decide libremente lo que quiere hacer, ya sea avanzar o quedarse en el mismo sitio donde se encuentra, nadie tiene que venir a decírselo, salvo que sea el propio interesado el que pida ayuda o consejo.

Tampoco resulta inteligente quedarse como uno es, si hay aspectos personales relacionados con el comportamiento, que se pueden mejorar, pero eso, es una decisión que los seres humanos deben de tomar de forma libre, nunca impuesta.

La mejor opción, es desde luego, convencernos a nosotros mismos, de dar siempre un paso adelante que nos aleje de esa lacra llamada ignorancia, y nos abra de par en par las puertas del conocimiento, paso previo a la sabiduría, que solo la vida y la experiencia de la propia existencia, pueden aportar a la raza humana, para salvarla en especial del temor a lo desconocido ( ya lo dijo el gran Charlie Chaplin, La vida es maravillosa si no se le tiene miedo ), y le permita disfrutar más y mejor de su paso por el planeta Tierra, que como ya es conocido por todos, no es demasiado largo como para andar perdiendo el tiempo en tonterías y otros asuntos intrascendentes.

Pero al final, ¡ siempre debe de ser uno el que decide, no otros!



En: El Inquilino.
Permaenlace: Lo que eres.
Comentarios: 2
Leído 1358 veces.



Sábado, 22 Enero 2011 19:31:47 GMT

Ser un perfecto imperfecto.

Me he quedado sin saliva.

Tengo la boca completamente seca.

Mi arsenal de palabras se ha agotado.

Mi cerebro es incapaz de hilvanar una sola frase.

Lo he dicho por activa.

Lo he repetido por pasiva.

Pero no me escuchan.

Quizás es que no comprenden.

A pesar de mis claras intenciones.

De mis considerables esfuerzos por hacerme entender.

He repetido hasta la saciedad que no me interesa lo que me ofrecen.

No quiero, lo que con insistencia un día sí y otro también tratan de venderme.

Machaconamente, MUY MACHACONAMENTE.

Aunque sea muy bueno para mí.

Eso es, lo que quieren hacerme creer.

Pero no me lo trago.

A pesar de los supuestos beneficios que puedo obtener.

¡No quiero más ofertas!

¡No me interesan más gangas!

¡No me gusta la perfección!

Ni la busco.

Me quedo con mis defectos, sin dudarlo.

Ni los vendo, ni los cambio.

Los quiero todos y cada uno de ellos.

Son míos solamente.

Viven a mi lado desde hace mucho tiempo.

Creo que les he cogido cariño.

Y se irán cuando tengan que hacerlo, no antes.

Y mucho menos por Decreto-Ley, de otros.

El camino de la perfección no está señalado en mi recorrido.

La carretera de la santidad no aparece en mi hoja de ruta.

La autopista hacia el cielo, al menos la que yo conozco, todavía la están asfaltando.

Prefiero mi bendita imperfección, aunque me lleve por caleyas llenas de baches, piedras y charcos.

Quizás me moje los pies de vez en cuando.

Puede que en otras ocasiones tropiece y me caiga al suelo.

Incluso que con una mala pisada, me retuerza dolorosamente el tobillo.

Pero al final, cuando estamos atentos a los continuos giros del camino, se aprende de los propios errores.

Es la mejor enseñanza que la ruta diaria nos puede ofrecer para saber aplicarla nosotros mismos.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Ser un perfecto imperfecto.
Comentarios: 0
Leído 812 veces.



Viernes, 21 Enero 2011 19:19:54 GMT

En la Isla.

Perdido en mi propia isla.

Únicamente acompañado por un buen y fiel amigo.

Y también por un agobiante y puñetero enemigo.

(En ambos casos, yo mismo).

Desorientado en medio de un bosque de árboles que no dan sombra.

Confundido dentro del laberinto de mis propias contradicciones.

Incluso hundido en el agua de un pequeño tazón de sopa.

Sólo, en medio del mar.

Habitando un ridículo trozo de tierra.

Ese diminuto espacio, que abandera mi independencia.

Ese insignificante lugar, que defiende mi libertad.

Ese sagrado rincón, que es mi propia esencia,

En la isla me abandono a mis pensamientos.

Y comienza a oscurecer.

Llega la noche.

Y pienso en negro.

Y afortunadamente, también en blanco.

Aunque al final, el sueño me vence.

Y la fantasía se apodera de mí

Y tengo suerte, cuando los pájaros de mi azotea revolotean a favor del viento.

Y ponen todo lo bueno de su parte.

La imaginación en todo su esplendor.

La maquinaria neuronal a pleno rendimiento.

¡Fuera la cabeza hueca, que solo sirve de hospedaje para el sombrero!

Soñar con el sol.

El viaje alucinante a otros mundos.

A otros paraísos de dulce clima.

A otras tierras de bondadosa existencia.

A otros paisajes nuevos, verdes y vivos.

Y siempre esperando que al final, la realidad no sea cruel.

Para eso, mejor seguir soñando eternamente.

Pero mejor, que el despertar sea con el sonido suave de un mar en calma

Con el firme deseo de que el oleaje acerque su sonrisa hasta la orilla.

Y que en la arena se quede bien pegado un salitre de esperanza.

PD.- Muchas veces el mar arrastra hasta la orilla los restos de algún naufragio.

Y si escuchamos con atención, las olas nos susurran al oído, y quieren decirnos

que sepamos crear del fracaso, la oportunidad, que en forma de material de

desecho llega hasta nosotros, para transformarlo y partir de ahí volver a utilizarlo

para reconstruir el edificio de nuestra propia vida.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: En la Isla.
Comentarios: 3
Leído 775 veces.



Miércoles, 19 Enero 2011 18:30:16 GMT

El contador de cosas.

La intención que uno tiene cuando escribe, simplemente, es comunicarse con otras personas a través de las palabras y de esa forma expresar lo que se piensa, más allá de aspirar a ser un gran escritor, aunque es bien cierto, que la idea de conseguirlo se convierte en un objetivo muy tentador, pero lograrlo no está al alcance de cualquiera. No es muy elevado el tanto por ciento de quienes a lo largo de la historia de la humanidad, han conseguido convertir la escritura en arte manejando con singular maestría e ingenio su pluma.

Escribir, tiene mucho de comunicación, bastante de terapia y todo de creatividad, ya que te permite desarrollar sin limitación y libremente tu imaginación, al mismo tiempo que puedes transmitirle a otras personas tus ideas y pensamientos, tus realidades y fantasías.

Se trata en definitiva, de contar cosas, de ejercer de simple contador, sin pretender traspasar la frontera que delimita la propia capacidad y el intelecto personal.

Contar cosas, verdaderas o inventadas, al final, darle sentido al hecho de aprovechar parte del tiempo disponible cada día. Se trata de desarrollar la acción de crear algo, en este caso, poniendo las palabras en su sitio, o al menos intentándolo, y abrir de alguna manera la puerta de los sueños para transportarlos al papel y que los contenidos no se pierdan en el inmenso, profundo y desconocido mar de la existencia.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: El contador de cosas.
Comentarios: 0
Leído 758 veces.



Martes, 18 Enero 2011 05:35:54 GMT

Artista.

Quiero ser artista, pero de la vida.

Me gustaría saber pintar.

Pero prefiero saber vivir.

Me gustaría saber escribir.

Pero prefiero saber pensar.

Me gustaría saber esculpir.

Pero antes, prefiero saber respirar.

Quiero ser artista, pero del aire.

Para saber balancearme en el trapecio de la existencia.

Para nunca ir en contra de lo que siento.

Para hacer siempre lo que pienso.

Para no acariciar a quien no quiero.

Quiero se artista, pero del pensamiento.

Y de la sabiduría.

Y se la sensibilidad.

Y del equilibrio.

Y de la tranquilidad.

Quiero ser artista, y hacerle caso a Don Sigmund.

Para conocer como exprimir la fruta de la creatividad.

Para saber evadirme de la realidad.

Para aprender a volar con la imaginación.

Para hacerme invisible a la adversidad.

Quiero ser artista…..

Fran Álvarez.

"Los artistas se permiten el lujo de vivir de sus fantasías"

(Dr.Freud)



En: El Inquilino.
Permaenlace: Artista.
Comentarios: 0
Leído 683 veces.



Miércoles, 12 Enero 2011 05:55:49 GMT

Nunca.

Nunca fui marinero,

pero conozco el mar.

Nunca estuve allí,

pero conozco el camino

Nunca fui fuego,

pero siento cuando me quema por dentro.

Nunca supe distinguir los colores,

pero sé pintar el arco iris.

Nunca recibí tus golpes,

pero sé lo que duelen.

Nunca supe realmente como eras,

pero sé lo que piensas.

Nunca me preocupé de ti cuando estabas,

pero ahora que te has ido, te echo de menos.

Nunca tuve vocación de diablo,

pero no soy santo.

Nunca escucho el estruendo del grito,

pero oigo el sonido del silencio.

Nunca fui caballo,

pero se galopar en la llanura.

Nunca viajé a la luna,

y sin embargo muchas veces estoy en ella.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Nunca.
Comentarios: 0
Leído 720 veces.



Domingo, 9 Enero 2011 05:54:58 GMT

¿Y vosotros, de qué me conocéis?

(Muchas veces, uno es un auténtico desconocido, incluso para las personas con las que convive)

Si ninguno sabe lo que siento.

Ni los pensamientos que me atormentan.

Ni cuales son mis miedos

¿Sabéis en qué pienso cuando me levanto?

¿Y qué me agobia cuando me acuesto?

¿De qué me conocéis entonces?

Mi castillo es totalmente desconocido para vosotros.

Y más lo son, los fantasmas que allí habitan.

Hay tantos pasillos y estancias que la mayoría se perdería.

¿Sabéis de verdad cuales son mis puntos débiles?

¿Acaso sois conscientes, de lo que realmente me hace ser fuerte?

No me conocéis, absolutamente de nada.

Quizás ninguno se haya preocupado de hacerlo.

Probablemente no os haya importado lo más mínimo.

También puede ser que yo no quiero que sepáis como soy.

Y estoy en mi pleno derecho de hacerlo así.

De una u otra forma, soy un desconocido para todos.

¡Y vosotros presumiendo que lo sabéis todo de mí!

Empezar a conoceros a vosotros mismos.

Con eso ya tenéis más que suficiente.

Miraros detenidamente en el espejo y no os asustéis de lo que vais a ver.

Tanto tiempo pendiente de las defectos de los demás.

Os ha hecho olvidar las propias miserias.

¡Pues ahí están, en frente de vuestras mismísimas narices!

Ahora tendréis que acostumbraros a vivir con ellas.

Y en caso contrario, ¡peor para vosotros!

Pero a mí desde luego,

¡A mí no me conocéis de nada!

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: ¿Y vosotros, de qué me conocéis?
Comentarios: 0
Leído 724 veces.



Miércoles, 5 Enero 2011 12:36:44 GMT

Quisiera ser.

Quisiera ser guitarra,

y que las cuerdas hagan sonar mi alma.

Quisiera ser trompeta,

y sacarle un sonido de balada.

Quisiera ser piano,

y tocar con mil teclas de esperanza.

Quisiera ser batería,

y marcar siempre el ritmo de mi vida.

Quisiera ser corneta,

y avisarte, para que siempre sepas de mi llegada.

Quisiera ser violin,

y que el arco, como si fuera tu mano, suavemente me acariciara.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Quisiera ser.
Comentarios: 0
Leído 819 veces.



Domingo, 26 Diciembre 2010 13:39:21 GMT

Corazón Insobornable.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Siempre estás ahí.

Fuerte como un roble.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Perfecta maquinaria.

Preciso como un reloj suizo.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Compañero inseparable.

Amigo infatigable.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Corazón de hierro.

Corazón maravilloso.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Siempre fiel.

Siempre incansable.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Soplo de aire.

Facultades plenas.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Latido perfecto.

Latiendo vida.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Hasta el día que te pares,

siempre colegas.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Y después ……….

Amistad eterna.

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Tic, Tac, Tic, Tac ……….

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Corazón Insobornable.
Comentarios: 2
Leído 609 veces.



Sábado, 20 Noviembre 2010 06:40:47 GMT

Vamos a suponer a mi nombre.

Supongamos que soy un hombre, un macho, aunque también puedo ser una mujer, una fémina, en todo caso soy un individuo que piensa, que siente, que me arrasco, que dudo y que como todos los individuos más o menos normales tengo las necesidades normales de cualquier ser humano normal.

Si fuera mujer podría llamarme por ejemplo Dolores López o Mónica Rodríguez, quizás Lucía García, pero no, rima con el apellido y no me gusta mucho, prefiero Sandra Avellaneda, creo que suena más rotundo y me da sensación de tía buena, por lo menos a mí me lo parece, aunque pensándolo bien creo que voy adoptar un nombre masculino, por ejemplo Ángel Huerta, aunque suena un poco celestial por una parte y campesino por otra, quizás, Manuel Díaz, aunque me parece demasiado básico y huele a torero, hay tantos nombres que podría escoger, por que aquí el que decide como me voy a llamar soy yo y solamente yo, que para eso soy el autor y no tengo que ceñirme a ningún guión, tampoco admito imposiciones de nadie, incluso también pienso que el nombre no es demasiado importante lo que cuentan son las ideas ¿verdad?

Creo que ya lo tengo, he decidido llamarme Pablo Arilla, pero les prohíbo que hagan rimas fáciles con mi apellido, que si zapatilla, ladilla, hebilla, maravilla, y todos los "illa" que se les ocurra.

Ahora que ya saben ustedes como me llamo, puedo empezar a contarles lo que pienso de tantas y tantas cosas que me pasan por la cabeza que serían bastante largo de detallar, así que prefiero lo vayan descubriendo poco a poco.

Posiblemente no me conozcan nunca personalmente pero bueno, eso es lo de menos, no es relevante ni importante, soy un ser humano como tantos y tantos que van y vienen, que se paran de repente y que de igual forma se ponen a correr. Un ser humano con los mismos miedos, inseguridades, frustraciones, alegrías, tristezas, decepciones y un sin fin de defectos y también virtudes, por que no decirlo, que todos ustedes.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Vamos a suponer a mi nombre.
Comentarios: 0
Leído 770 veces.



Lunes, 15 Noviembre 2010 12:31:26 GMT

¡Encantado de haberme conocido!

Estoy encantado de haberme conocido.

¡Sí, digo bien, de haberme conocido!

Y no digo de haberte conocido.

Sino de haberme conocido a mí.

¡A mí mismo!

Me vas a perdonar, pero ahora me importa más el Mí que el Tí

En otro momento hablaremos de ti.

De tus deseos, de tus ilusiones, de tus metas.

Pero ahora el que importa soy yo.

No pienses que soy un egoísta.

Aunque en un momento dado si puedo parecerlo.

Nadie es perfecto, y yo no soy la excepción.

¡Perdona, si quiero ser hoy el protagonista de la historia!

Pero no lo voy negar, así es.

Hoy quiero hablar de mí.

Aunque sin extenderme, ni colgarme medallas .

No se trata tampoco de cansar al personal.

Ni de ser pesado y aburrido.

Y mucho menos de resultar pedante.

Que es lo que les ocurre, a los que hablan mucho de ellos mismos.

Esos del Yo, Yo, Yo y solamente Yo.

Tampoco hace falta eso.

¡Tan solo, quiero decir que estoy contento de haberme conocido!

Y eso no es nada fácil, ¿sabes?

Puede que tú todavía no te hayas conocido a ti mismo.

Es probable que todavía no te mires lo suficiente en el espejo.

Y quizás cuando lo hagas, la imagen que veas sea la de un extraño.

Tendrás que seguir intentándolo.

Yo he gastado muchos espejos de tanto mirarme.

Y también he roto algunos.

Incluso, un par de ellos salieron volando por la ventana.

Muchas veces no me gustaba lo que veía.

Otras la nitidez de la imagen reflejada en el cristal era demasiado cruda.

Y para qué engañarnos, más de una vez, lo que vi me resultó insoportable.

No aparecía lo que de verdad quería ver.

Y el espejo nunca engaña, siempre te dice la verdad.

Seguro que si pones empeño en ello, al final conseguirás verte realmente como eres.

Y te pasará lo mismo que a mí, que estarás contento de haberte conocido.

¡Por fin!.

De saber de verdad como eres.

Y la alegría, no debe de ser por que lo que veas te guste.

Por que quizás no sea así.

Tu satisfacción debe de ser, cuando por fin consigues ver la realidad.

Si tienes un grano y no lo encuentras, tendrás que seguir mirando.

Pero, si lo ves, aunque no sea una imagen agradable, ¡enhorabuena!

Sabes que lo tienes.

Eres consciente de ello.

Ahora si quieres que el grano desaparezca, ya depende de ti.

Tendrás que seguir el procedimiento adecuado.

A todos nos lleva tiempo conocernos a nosotros mismos.

Algunos no se conocen jamás.

Quizás es que no lo han intentado con todas sus fuerzas.

También puede ser un problema de miopía, ¿incurable?

Lo raro es que nunca ven el grano en su cara.

Sin embargo, ven todos los granos posibles en el rostro de los demás.

Por lo que a mí respecta vuelvo a decir que:

¡Me resulta estupendo haberme conocido!

A pesar de que tengo granos en la cara.

Sé exactamente donde están y cuantos tengo.

Aunque cada día que pasa, aparecen unos nuevos.

Y desaparecen otros.

El remedio siempre está en la pomada que apliques según la necesidad del momento,

Debe ser la indicada, en su dosis justa y extenderla correctamente en la zona adecuada,

¡Por eso, estoy encantado de haberme conocido!

¿Y tú?

PD.- Todos tenemos granos en la cara, unos más que otros, pero granos al fin y al cabo. Y los granos tantos los propios como los ajenos no son agradables de ver, pero están ahí. Y en mi caso lo que más curioso me resulta, es que ahora que veo todos mis granos, tengo menos que cuando no veía ninguno, y si embargo tenía la cara llena de ellos.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: ¡Encantado de haberme conocido!
Comentarios: 2
Leído 887 veces.



Jueves, 11 Noviembre 2010 13:58:34 GMT

No quiero ser un Muñeco.

No quiero ser un muñeco manejado por los poderosos , es la frase que decía el protagonista de la película El Padrino, Vito Corleone, magistralmente interpretado por uno de los más grandes actores de la historia del Séptimo Arte, Marlon Brando .

Pues yo, la repito:

No quiero ser un muñeco manejado por los poderosos.

Y añado:

No quiero que nadie me diga lo que tengo que hacer.

(Sobre todo cuando los que lo hacen, demuestran su incapacidad para resolver lo que en realidad les corresponde)

No quiero que continuamente me den consejos.

(Cuando los necesite ya se los pediré a quien considere conveniente).

No me gustan los que siempre te dicen por donde has de caminar .

(Por que ellos, nunca van delante, ni siquiera se atreven a dar el primer paso).

No admito imposiciones de ningún tipo.

(Y menos de los que luego son sumisos y permisivos con el poder establecido).

No creo en la razón de la fuerza y sí en la fuerza de la razón.

(La fuerza está siempre en la palabra y en el poder no impositivo del convencimiento).

No tengo por que inclinar la cabeza y decir amén a todo.

(Aquello de "Si Bwana", dejémoslo para las películas de aventuras en la selva).

No quiero caminar nunca de rodillas.

(Si hay que morir, que sea "Siempre de pie").

No tengo por que callar cuando tengo razón.

(Y cuando no la tengo tampoco, soy libre de expresar mis opiniones aunque me equivoque).

Nadie puede obligarme a hacer lo que no quiero o vaya en contra de mis principios.

(El ser humano tiene derecho a nacer, vivir y morir libre, sin imposiciones de nadie).

Nadie es más que nadie, se acabaron los privilegios de clase y de apellidos rimbombantes.

(En pleno Siglo XXI, las tradiciones feudales de "señores y vasallos" están ya, muy desfasadas).

No quiero ser muñeco, ni títere, ni marioneta……

(Solo yo manejo los hilos de mi vida, no otros).

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: No quiero ser un Muñeco.
Comentarios: 0
Leído 773 veces.



Viernes, 5 Noviembre 2010 12:03:39 GMT

Las cosas de Juan Palomo.

"Soy un conglomerado de contradicciones que manejo con mi lógica ilógica tratando de poner un poco de orden dentro del desorden reinante".

¿Necesitas a alguien para que te cambie la vida o debes de hacerlo tu solito?

¿Es la vida una sucesión de puntos seguidos hasta llegar a un punto final o hay un punto y aparte y luego seguimos?

¿Todos llevan careta en la gran comedia de la vida?

¡Cuando subo parece que toca bajar!

¡Cuando marcho, hay que quedarse!

¡Si me río, toca llorar!

¡Cuando tengo calor, dicen que hace frío!

¡Salto cuando hay que agacharse!

¿Son los demás los que van mal?

¿Voy yo en la dirección equivocada?

Y si es así.

¿Realmente me importa?

"Soy una balanza, que los demás averigüen que lado pesa más".

A veces noto que tengo la cara triste.

Otras veces me gustaría tener una cara que me permitiera pasar totalmente desapercibido por delante de las personas que me conocen (pero sin llevar careta).

Algunas veces tengo cara de mala leche.

A veces pienso que hubiera gustado tener la cara de Groucho Marx

"Soy como una chuleta, el hueso y la carne van juntos. Es inútil intentar separarlos",

"Mi cabeza y el mundo dan vueltas continuamente, pero dudo mucho que un día lleguen a encontrarse".

(Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como).

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Las cosas de Juan Palomo.
Comentarios: 0
Leído 776 veces.



Miércoles, 3 Noviembre 2010 13:27:13 GMT

Hormiga y Cigarra.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Trabajo cuando puedo.

Canto cuando me da la gana.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Río cuando me apetece.

No lloro cuando quiero.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Tomo el sol en invierno.

Me pongo chubasquero en verano.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

En la rutina soy discreto.

Me crezco en lo difícil.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Puedo trabajar en equipo.

y también sé, ser solitario.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Corro despacio.

Ando deprisa.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

En la mañana duermo

y estoy despierto en la madrugada.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Me gusta la compañía solitaria.

Quiero soledad acompañado.

Soy Hormiga.

Soy Cigarra.

Soy un Truhán.

Soy un Señor.

Soy Hormiga.

Me sale mal, si la trato como amiga.

Soy Cigarra,

Me sale mejor, cuando soy un Macarra.

Soy Hormiga, Soy Cigarra ……….

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Hormiga y Cigarra.
Comentarios: 2
Leído 818 veces.



Lunes, 1 Noviembre 2010 07:48:40 GMT

¿Soy raro?



Me gusta llorar, pero de risa.

No me gusta dar pena.

Tampoco la gente que la da.

Y mucho menos ir de plañidero victimista.

Me encanta la lluvia.

Y ver las gotas aterrizar contra el cristal de la ventana.

En una sinfonía de pequeñas explosiones acuáticas.

Me gusta escuchar con mucha atención al que sabe.

Y no pierdo ni un segundo con el que cree que sabe.

En especial los que llegaron los últimos,

y a golpe de codazos quieren quitarle el sitio a los primeros.

Desprecio a los cobardes.

Ralentizan el mundo y frenan las ideas.

No me fío de los que siempre quieren quedar bien.

Por que no tienen, como dice el refrán:

Ni una mala palabra, ni una buena acción.

No puedo con los incongruentes.

Esos que tanto predican pero que luego nunca dan ejemplo.

Esos que se pasan el tiempo poniendo velas y rezando a mil santos.

Pero miran con desprecio al que les pide limosna a la salida de la iglesia.

¡Haz lo que yo te digo, pero no hagas lo que yo hago!

Valoro la lealtad.

Me gustan los valientes.

Los que siempre dan la cara.

Los que se atreven a tomar decisiones.

Los que no se acojonan con facilidad.

Siempre están de pie, nunca andan de rodillas.

Me gustan los bocadillos de Nocilla.

Debe de ser un anclaje que me devuelve a la niñez.

Me gustan los animales.

Y me asquea que los maltraten.

Y los que le regalan al nene un caniche en Navidad.

Futuro huésped de la perrera municipal.

No me gustan los que se hacen fuertes ante el débil.

Ni los chantajistas disfrazados con piel de cordero solidario.

Me gusta pasar desapercibido.

Pero prefiero hablar y equivocarme, cuando tengo algo que decir.

Siempre es mejor que quedar callado y no expresar lo que uno piensa.

Me gustan las mujeres.

Pero las frías no me convienen.

Y sin son superficiales menos todavía.

Tampoco las que no saben nunca lo que quieren.

Y necesitan manual de instrucciones.

Dicen SI cuando es NO y viceversa.

Soy complicado y complejo.

A veces ni yo me entiendo, y me cuesta bastante esfuerzo cuando lo consigo.

No me gustan para nada las jerarquías.

Ya decía Groucho Marx, que son como las estanterías, cuanto más altas, más inútiles.

No me gusta la miseria en la que vive mucha gente.

Pero menos me gustan los miserables de corazón.

Ni los explotadores.

Ni que los niños trabajen.

Ni las Compañías de Seguros.

Ni la mayoría de los políticos.

Y lo mismo puedo decir de muchos periodistas.

Para los que la verdad solamente es un disfraz de carnaval.

Pero con los que no puedo es con los banqueros.

Y en su gordo y bien cebado trasero, con un fuerte puntapié de (a) Botín,

los mandaría a todos a Siberia.

No me gustan los entierros.

Como decía mi abuelo:

¡Al fin y al cabo, no pasa nada si no vas, el muerto tampoco va a ir al tuyo!

No voy de listo por la vida.

Pero que nadie se piense que soy tonto, y mucho menos mártir.

Vivo deportivamente.

Hacer ejercicio es mi religión de cada día.

Alguien dijo algo parecido a que quería morir joven teniendo la mayor cantidad posible de años.

Y yo, lo suscribo.

¿Soy raro? ¿Y qué?

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: ¿Soy raro?
Comentarios: 0
Leído 828 veces.



Domingo, 31 Octubre 2010 16:20:18 GMT

Mi nombre es ninguno.

Mi nombre es ninguno.

Quiero ser nadie.

Pasar desapercibido.

Esfumarme en el aire.

Ser el habitante solitario de una isla perdida.

Ser el único inquilino del edificio de mi vida.

Construir con mis manos la cabaña.

Y habitarla.

Yo sólo, escondido en la montaña.

Mi nombre no importa.

Mi apellido no existe.

Mi cara borrada.

Mi silueta difusa.

Mi cuerpo flotante.

En la inmensidad del espacio.

Como un fantasma errante.

Como espíritu camuflado.

En un camino con un solo caminante.

Mi historia olvidada.

Se convierte en relax vital.

En necesaria paz interior para una mente agitada.

En imprescindible tranquilidad profunda.

La amnesia colectiva.

Me devuelve a la vida.

Mi nombre es nada.

Y a la nada vuelvo.

Nunca fui nada.

Y el que no nada se ahoga.

Pero yo respiro, nado y vivo.

Pero sigo siendo nada.

Fran Álvarez.



En: El Inquilino.
Permaenlace: Mi nombre es ninguno.
Comentarios: 0
Leído 519 veces.



Página 1 de 1. Total : 19 Artículos.

Fran Alvarez

franalvarez
España

Editor virtual de contenidos en Internet.Articulista y Escritor Blogs y Webs.Colaborador Medios Comunicación...

Mi perfil Completo

Mis Enlaces

Archivo

«Septiembre 2017  
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Vinculos Patrocinados


Buscar

 



Blog Gratis para humanos.


"Dentro de tí mismo, puedes encontrar a tu peor enemigo o a tu mejor amigo".(Proverbio Inglés).